Tu calor


Perdí queriendo un día la ilusión,
y corté con sueño vivo
y rompí con el olvido,
lo importante, mi blasón.

Dibujé con sangre oscura
la figura del amor,
dormí después con sus sueños,
navegué por mis tormentos
y morí de desamor.

¡Dime tú alma mía,
dime si yo soy yo!,
¡dime si yo algún día
hice sangrar tú amor!.

¡Nunca rompí promesas!,
me contestó el amor,
¡nunca salí de noche,
nunca trunqué tú amor!.

Mas yo desperté intranquilo
sollozando en un rincón,
sabiendo que mi pasión,
fundida con la locura
me hizo caer dormido
en la profunda amargura
de abrasarme en tu calor.

JESÚS CABAL
Copyright©Jesús Cabal Inés. Todos los derechos reservados

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada