PENA



Vacío que todo envuelve
en soledad distante y eterna
que sorda explota en el pecho
retorciendo el alma fiera.

La niebla lo arrasa todo,
se vuelve más triste y ciega
y como el humo oscurece
rielando en la noche etérea.

Todo está oscuro,
nada de luz me llena
porque la llama que ardía
se agotó de tanta pena.


JESÚS CABAL
Copyright©Jesús Cabal Inés. Todos los derechos reservados

1 comentarios:

  • Mara | 14 de diciembre de 2015, 13:25

    Me alegra que escribas de nuevo. La llama puede volver a arder. Para el vacío y la soledad, en nuestra mesa siempre habrá un plato para ti. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada