El horizonte está triste...


Ruge la tormenta en las cumbres
y el horizonte está triste,
se oyen cantares de hazañas
de dioses que fueron hombres.
Retumban en paredes de almizcle
susurros cautivos de amantes...
pero la lluvía ya arrecia
y el horizonte está triste.

Un riachuelo que llora despacio
pensando que va a secarse
y las piedras que consuelan
sus lágrimas por costumbre
desgastan sus frios cuerpos
para llegar a ser alguien...
pero la vida se tuerce
y el horizonte está triste.

Silba el viento entre las chozas
mientras el barro se pega
y me hace pensar a solas
sobre el porqué de las cosas,
y entre el rocío y la niebla
y el amor que no me diste,
entre la paz y la lluvía
el horizonte está triste.

JESÚS CABAL
Copyright©Jesús Cabal Inés. Todos los derechos reservados

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada