Seguir


Tranquilidad de verdes castigos
que se resienten del hombre.
Rasgos rojos que me entienden.
Caricias de fría escarcha
que lentamente me envuelven,
el amor está en el aire
y lo inspiro suavemente.

Dulces sueños que me sirven
del ansiado desayuno
y camino hacia el olvido
que ya me tienen marcado.
¿Por qué seguir el camino
si ya me siento olvidado?,
¿por qué decir lo que digo
y no me quedo callado?.

Seguiré el rumbo contrario
para llegar al no-olvido
para decir lo que digo
en el recuerdo.

JESÚS CABAL
Copyright©Jesús Cabal Inés. Todos los derechos reservados

2 comentarios:

Publicar un comentario